Visitas guiadas con segways

segway1.jpg

Recorrer las ciudades en segway es una manera efectiva y divertida de conocer una localidad. Las principales ciudades españolas (Madrid, Barcelona, Girona, Sevilla, Córdoba…) ya ofrecen rutas guiadas donde el protagonista principal es el segway.

El segway es un vehículo de transporte ligero giroscópico eléctrico de dos ruedas, con autobalanceo, controlado por ordenador. Se trata de una especie de monopatín eléctrico, no contaminante, de fácil conducción y maniobralidad, que permite acceder fácilmente a cualquier lugar. Tiene una autonomía de unos 40 quilómetros con lo que es especialmente útil para los itinerarios turísticos urbanos.

La aplicación del segway al guiaje turístico esta comportando una serie de cambios que se deben tener en cuenta. Primeramente, permite realizar itinerarios de mayor recorrido y hasta zonas más alejadas de lo previsto en cualquier itinerario pedestre. Un recorrido más amplio es sinónimo, a la vez, de un incremento de la riqueza y variedad del itinerario en cuanto a contenidos.

En segundo lugar, y como es obvio, el uso de un sistema de transporte ayuda a optimizar notablemente el tiempo de recorrido. De hecho, una de las principales innovaciones del segway es que se visitan más nodos en menos tiempo.

En tercer lugar, la transición de un espacio nodal a otro espacio nodal se convierte en una diversión y en un entretenimiento. Es decir, lo que en ciertos recorridos es sinónimo de defecto (escaleras, calles sin ningún interés, escalinatas…) aquí se convierte en virtud. De esta manera, el desplazamiento con un segway aporta valor añadido a la visita.

Finalmente, se trata de una experiencia, a la vez que cultural, lúdica. El componente diversión se añade al componente más cultural. El atractivo de este producto no está sólo en qué se visita sino, también, en cómo se visita.

El resultado final es una visita más completa y más rica en el mismo tiempo, que presenta la ciudad de forma más extensiva, mucho menos cansada y más divertida.