El poder del blog to blog

oberazzi (Tim O’Brien)
Sencillamente impresionante la capacidad de eco y la velocidad en que una noticia se trasmite de blog en blog, al menos por la comunidad turística. Seguramente algunos de vosotros ya sabréis la gran noticia/inocentada del día. Pero lo mas interesante no es si un proyecto colaborativo cae en manos de una empresa privada o no, de si el precio es el correcto (170.000€) o si se podía haber sacado mas, de si Turismo 2.0 continua teniendo validez o no… lo que creo es mas interesante es la velocidad en que se esta transmitiendo y la gran cantidad de comentarios, críticas, deserciones… que esta provocando.

Cada vez tengo menos dudas del poder de los blogs aunque, y seguramente por ser un simple aprendiz, al mismo tiempo esto también me hace pensar en que esta velocidad y capacidad de transmisión de noticias lleva asociada también una gran dosis de inseguridad acerca de la veracidad de estas noticias. Sin ir mas lejos, Nexotur publicaba hace un rato la noticia en cuestión y hace unos minutos la ha quitado.

En este sentido, ya han salido algunas noticias sobre el hecho de que exista una regulación para “controlar” la veracidad de las informaciones que aparecen en los blogs pero, ¿es esto posible? y mas importante aún ¿debe de existir?

No sé, si bien en este caso tenemos al autor como principal fuente de información, no podemos olvidar en que fecha estamos…

Felices fiestas…

 

Relax en los aeropuertos internacionales

jacuzzi.jpg

Las horas de espera en los aeropuertos han dejado de ser un incordio para convertirse en un relax al alcance de la mayoría. Cada vez son más los aeropuertos que concentran en sus terminales espacios dedicados al relax y al descanso.

En la terminal 4 de Barajas se encuentra el Elyseum Travel Spa de NH, un oasis aeroportuario que ofrece hidromasaje, sauna, baños turcos y tratamientos relajantes. Las propuestas varían desde los 25 minutos hasta las 2 horas, que es el tiempo del que dispone normalmente el viajero.

También, la cadena Xpesspa, con establecimientos en el JFK de Nueva York o el Aeropuerto Iinternacional de Cancún, ofrece una amplia y variada gama de tratamientos de reflexología y belleza.

En las terminales 1 y 4 del aeropuerto de Heathrow en Londres se encuentra el Elemis Travel Spa. Un centro de masajes y salón de belleza que dispone de tratamientos exclusivos para pasajeros cansados. En el menú de servicios aparecen ofertas como “Fuera el estrés desde los hombros hasta la cabeza” o “Pies flotando”, sin duda orientadas al descanso de los viajeros.  

Sin embargo, una de las mejores opciones (puesto que está al alcance de todos los bolsillos) es la que ofrece el aeropuerto Changi de Singapur. A parte de los servicios de spa, jacuzzi y piscina que hallamos también en otros aeropuertos, en el Changi se pueden encontrar sillas de masaje gratuitas, un rincón habilitado para dormir y una sala de cine también gratuita.

Nada mejor que un buen masaje, una sauna o un baño terapéutico para recuperarse de las eternas esperas entre vuelo y vuelo.

 

Los nuevos iconos turísticos

Como dice MacCannell, los iconos son un elemento capital para explicar el flujo de visitantes y su comportamiento en el destino. Los iconos son los elementos que sobresalen en las guías turísticas y que son incesamente reproducidos en los media. Cada lugar dispone su propia jerarquía de nodos, una compleja red de sights que “han de ser vistos”. El visitante que llega a Nueva York sabe que debe visitar la Estatua de la Libertad, el puente de Brooklyn, el Empire State, el Chrysler, el MoMa, Central Park o el Metropolitan. Siempre subyace un interrogante: ¿por qué unos nodos y no otros?, ¿quién decide qué elementos forman parte de los iconos turísticos de un destino?…

Barcelona es un excelente laboratorio para analizar el proceso de creación de nuevos iconos. En los últimos años, la ciudad catalana ha acumulado varias piezas arquitectónicas que pugnan por situarse en el catálogo de nodos turísticos. Seguramente, la obra más conocida es la Torre Agbar de Nouvel que ya supera las 6.000 entradas en flickr. Con menos relevancia, también se ha situado dentro de las guías turísticas el vanguardista Palau de Sant Jordi de Isozaki. Y poco más. El TNC de Bofill, la Torre Maremagnum de Miralles i Tagliabue, la excepcional reforma del Mercado de Santa Caterina de los mismos autores, el edificio del Fórum de Herzog, la Illa de la Llum o el MACBA de Meier figuran en las monografías de arquitectura, pero apenas se han incorporado a la mirada turística.

Pero la máquina urbana de Barcelona eclosionará el 2008 y el 2009, en el que coindicidirán diversas obras singulares que optarán sin duda alguna por reiventar la jerarquía de los nodos turísticos de la ciudad y su entorno.

Diagonal 00

diagonal00.jpg

La sede de Telefónica en Barcelona está situada en el inicio de la Diagonal y es obra del arquitecto Enric Massip. La planta está muy condicionada por el ángulo que marca la Avenida Diagonal. De hecho, los dos edificios vecinos (el hotel Princess y el edificio del Fórum) también muestran un trazado triangular. Sin embargo, el elemento más destacado de Diagonal 00 es el esqueleto de vidrio y metal blanco que evoca la espuma del mar.

Spiralling Tower

spiralling.jpg

Podría ser una pila de libros desordenados o una baraja de cartas a medio caer. La propuesta de la arquitecta iraní Zaha Hadid (Pritzker 2004) es un prodigio de innovación y audacia. Cada ángulo, cada perspectiva, ofrece una visión diferente del edificio, que parece inacabado. Y sin embargo, el conjunto está dotado de una sorprendente armonía. Será la puerta de entrada del Campus Interuniversitario del Besòs, justo al lado del distrito tecnológico 22@. Zaha Haid también ha diseñado la Plaça de les Arts.

Centro intermodal de Sagrera

frank-gehry.jpg

No cabe ninguna duda de la autoría de este proyecto. La deserción de la línea recta, el uso (y abuso) del titanio y el cristal, el juego de volúmenes y la distorsión llevan el sello de Frank Gehry. Es como un híbrido entre las Dancing Houses de Praga y el Guggenheim de Bilbao. Las plataformas acristaladas parecen la larga cola de la novia, que le de mucha personalidad al conjunto. A pesar de su limitada altura, el perfil del Centro de la Sagrera se integrará definitivamente en el skyline de la ciudad.

Fira Montjuïc

yoto1.jpg

El arquitecto coreano Toyo Ito está desarrollando la imaginativa ampliación de la Fira de Barcelona. Aunque el elemento más llamativo de la operación son las dos grandes torres inspiradas en las curvas de Gaudí, el emblema de la Firá será la galeria azulada que conecta los diversos recintos en un zigzag laberíntico. Yoto Ito es también el autor de los apartamentos de lujo del Passeig de Gràcia regentados por el hotelero Joan Clos, una deconstrucción contemporánea de la Pedrera.

Hotel Prestige Forest

forest-hotel.jpg

El proyecto de este hotel formó parte de la exposición que dedicó el MoMA a la arquitectura española. Ruiz-Geli se ha centrado en la epidermis del edificio, que está formada por 6.500 células fotovotaicas que proyectarán luces cambiantes gracias a sus LEDs autonómos (los mismos que posee la Torre Agbar). Como una inmensa mosquitera, el envoltorio lumínico variará de color, en un diálogo constante con el entorno. Las referencias a los espacios verdes son constantes; Vito Acconci ha diseñado un verstíbulo que es en realidad un huerto.

Hay algunas otras piezas que se incorporarán al catálogo de vanguardias arquitectónicas, como la reforma del Camp Nou proyectada por Foster, el hotel Vela de Bofill, el hotel Catalonia, el nuevo Molino de Raspall, la reforma de la Plaza de las Arenas o la Torre Nova Diagonal… ¿Cuántas de estas obras entrarán a formar parte del elenco de nuevos iconos turísticos de la ciudad?.

 

Copenhage congresos

copenhage.jpg

La apuesta por el segmento de MICE es una apuesta arriesgada. Aunque es un mercado creciente, los destinos han iniciado una travesía muy competitiva para atraer congresos, seminarios, incentivos y cualquier enlace entre turismo y negocios. La punta de lanza de estas estrategias han sido los auditorios y palacios de congresos. De Valencia a Donosti, de Salamanca a Barcelona, las ciudades han apostado por espacios vanguardistas, arriesgadosy sobre todo muy costosos.

Copenhage ha optado por una vía modélica: el servicio y la eficacia. Aunque no posee una gran estructura (no lo es el Tivoli), se halla entre los diez primeros destinos del mundo. De hecho, la web corporativa de la ciudad parece muy Ikea, esto es, no excesivamente vistosa pero muy funcional. El catálogo de propuestas es tan amplio que no se pueden resumir en un post. Pero, si me lo permiten, voy a destacar los elementos más relevantes.

  • Antes que nada, el autobombo. A menudo nos olvidamos de la importancia de explicar las ventajas de un destino o un servicio. Copenhage abre fuego con sus razones para organizar un evento en la ciudad e incluye, por supuesto, los testimonios de clientes agradecidos.

  • Una ciudad que apuesta por las MICE debe tener un catálogo de servicios gratuitos. En el caso de Copenhage, la oferta es simplemente magnífica.

  • La ciudad dispone de un espectacular catálogo de servicios de apoyo a la organización de eventos. Varios, especializados y aparentemente muy preparados.

  • Destaca el servicio on line de reservas, aunque (no se puede ser perfecto) sólo está disponible de momento en danés. Recomiendo también el catálogo de alojamientos, ordenado y accesible.

  • Se debería tomar nota de la facilidad de acceso a la información digital. La web permite acceder a todo tipo de materiales de promoción de la ciudad, de alta calidad.

  • La ciudad ha creado una serie de propuestas de visitas dirigidas a acompañantes, congresistas o viajes de incentivos.

  • No se pierdan tampoco la excelente oferta de información turística y recreativa, que facilita la gestión del evento.

No es una crítica a los equipamientos. Hasta la fecha, los centros de convenciones en general han sido alicientes para el posicionamiento de las ciudades en el mercado de las MICE. Pero un edificio es sólo eso: un edificio. Hay que crear una cultura de gestión del turismo de congresos, que aún peca de amateurismo.

Dos breves finales. Hay que reconocer el esfuerzo de la Federación de Municipios en su apuesta por el Spain Convention Bureau, que por cierto ha innovado su página web. Un buen portal paraguas. Poco a poco, se puede constatar la emergencia de las MICEs rurales. Si la actividad empresarial se mueve en un entorno urbano, los espacios interiores son un contrapunto de una elevada potencialidad. Ya estoy viendo el programa: Discusión del plan estratégico, siesta en el encinar y baño refrescante en la Poza del Tío Miguel. Power Point y chorizo de cantimpalo, un binomio invencible.

 

Visitas guiadas con segways

segway1.jpg

Recorrer las ciudades en segway es una manera efectiva y divertida de conocer una localidad. Las principales ciudades españolas (Madrid, Girona, Sevilla, Córdoba…) ya ofrecen rutas guiadas donde el protagonista principal es el segway.

El segway es un vehículo de transporte ligero giroscópico eléctrico de dos ruedas, con autobalanceo, controlado por ordenador. Se trata de una especie de monopatín eléctrico, no contaminante, de fácil conducción y maniobralidad, que permite acceder fácilmente a cualquier lugar. Tiene una autonomía de unos 40 quilómetros con lo que es especialmente útil para los itinerarios turísticos urbanos.

La aplicación del segway al guiaje turístico esta comportando una serie de cambios que se deben tener en cuenta. Primeramente, permite realizar itinerarios de mayor recorrido y hasta zonas más alejadas de lo previsto en cualquier itinerario pedestre. Un recorrido más amplio es sinónimo, a la vez, de un incremento de la riqueza y variedad del itinerario en cuanto a contenidos.

En segundo lugar, y como es obvio, el uso de un sistema de transporte ayuda a optimizar notablemente el tiempo de recorrido. De hecho, una de las principales innovaciones del segway es que se visitan más nodos en menos tiempo.

En tercer lugar, la transición de un espacio nodal a otro espacio nodal se convierte en una diversión y en un entretenimiento. Es decir, lo que en ciertos recorridos es sinónimo de defecto (escaleras, calles sin ningún interés, escalinatas…) aquí se convierte en virtud. De esta manera, el desplazamiento con un segway aporta valor añadido a la visita.

Finalmente, se trata de una experiencia, a la vez que cultural, lúdica. El componente diversión se añade al componente más cultural. El atractivo de este producto no está sólo en qué se visita sino, también, en cómo se visita.

El resultado final es una visita más completa y más rica en el mismo tiempo, que presenta la ciudad de forma más extensiva, mucho menos cansada y más divertida.

 

Imágenes lejanas

Los turistas no compran servicios, ni experiencias, ni lugares; en realidad, compran una imagen. No eligen un destino por cómo es, sino por cómo se imaginan que es. Hoy sabemos también que las imágenes han domesticado la mirada. Hagan un ejercicio. Adquieran una guía de una localidad cualquiera y comparen las imágenes con las capturas fotográficas de los turistas en el flickr. Tal para cual. Aunque el turista vive su experiencia como un acto espontáneo, en realidad, la mayor parte de sus itinerarios, sus sorpresas, sus gestos y su actitudes son perfectamente previsibles.

Las imágenes. Tendemos a pensar que las imágenes de los lugares se construyen siguiendo las leyes precisas del márketing. En realidad, nosotros vemos los lugares con la mirada del XIX. Existe una abrumadora evidencia empírica que demuestra que la imagen pesada de un lugar (aquélla que nos permite identificar un espacio con un concepto, con un icono, con una sensación, con un adjetivo) se ha sedimentado lentamente desde el siglo de Lord Byron, de Espronceda, de Dumas o de Schiller. Y que hunde sus raíces en la forma romántica de mirar un paisaje. Ésa es la tesis de Poutet en su excelente estudio de la imagen turística de España.

En un contexto en el que los lugares de origen se amplian y los mercados potenciales se miden en miles de kilómetros, es imprescindible conocer también la imagen lejana. ¿Cómo nos ven?. No ya los alemanes o los franceses, que disponen de una imagen compleja, matizada a partes iguales por la experiencia, la información y el márketing. ¿Cómo nos ven los mercados lejanos?. Ésta debería ser una obsesión permanente. Desde hace unos pocos años, el Instituto Elcano aporta algunas claves. Además de unos estudios convencionales sobre la prensa escrita (me temo que un factor menor en la construcción de las imágenes), el Instituto ha desarrollado una línea de trabajo para captar la imagen exterior de España.

Resulta interesante el estudio de Florentino Rodao sobre la imagen de España en los mercados orientales. Aquí se puede ver claramente que el filtro romántico es mucho menor. La imagen española está estructurada a partir de tres ejes: occidental (el dominante), meridional (mediterráneo) y el hispano (ámbito lingüístico). Es interesante constatar cómo en muchos casos los orientales han adoptado la lectura de España de los países colonizadores. Es, por tanto, la deformación de una deformación. El estudio demuestra el efecto negativo de la colonización en la interpretación filipina y el peso de los tópicos (el toro, el flamenco y un residuo franquista que aún perdura). Me ha llamado la atención el peso de los elementos culturales en la definición del país: el flamenco, Picasso, Gaudí, la Alhambra, la Sagrada Familia o Dalí son los iconos más citados.

Las imágenes cambian mucho más lentamente que las realidades. Si el turismo se mueve por los reflejos y no por los espejos, ¿cómo gestionar esta distancia?. Es como la luz de las estrellas. Lo que vemos es sólo la luz de lo que fue.

 

Yo, Turista

Vamos a proponer un tema nada original, y por ende, suscito a generar debate. Se trata del comportamiento que tenemos cuando “hacemos de turistas”. He ahí la cuestión (si queréis, a modo de meme dirigido al lector): ¿Cuantos actos, cotidianos o no, diferencian el turista del no turista? Actos que incluso disciernen entre el yo turista y el yo no turista. Y al turista en sus diferentes estadios.

Sin duda, la descontextualización espacial y/o temporal modifica gradualmente nuestro comportamiento. Y con determinados ingredientes atmosféricos, erige nuestra personalidad de turista, en mayor o menor medida. Uno de los peores ejemplos los protagonizan algunos comportamientos como el de algunos hooligans que pasean (y destrozan todo a su paso cual ciclón tropical) por playas y ciudades del sur de Europa, con cierta impunidad. Es verdad que existe un cierto comportamiento “común” entre todos los turistas. Pero hay más. El comportamiento del turista se puede analizar a través de cinco principios básicos: a) La importancia de la anticipación; b) la participación del visitante en la construcción de los signos; c) la sacralización; d) la confusión entre función y forma; y e) la efimeralidad.

Actualmente, y para acabar de confundir a la audiencia, estamos asistiendo al proceso de desaparición de la frontera entre lo que era genuinamente del turista y lo propio del no turista, en lo que a comportamiento se refiere. Ejemplos como el turismo de compras o el turismo industrial ilustran de forma diferente dicha afirmación. De hecho, como explica cookainomano en su reciente post Turismo negro, actualmente algunos turistas hacen cosas que a menudo resultan muy poco parecidas a lo que tradicionalmente entenderíamos por “turismo”.

A su regreso a casa, la gente identificará los recuerdos de sus vacaciones con su alter ego turista, en un momento de ocio. Ello provocará una sensación profundamente agradable a la par que nostálgica. Será, pues, que ése alter ego no es tan malo…

 

Viajes y salud

El incremento de viajes a zonas recónditas del mundo ha comportado un aumento considerable de las posibilidades de contraer alguna enfermedad de las denominadas tropicales asociadas a los cambios climáticos, alimenticios e higiénicos que padecen los viajeros. El riesgo varía según el país, la zona visitada, la época del año, la duración de la estancia y el tipo de viaje. Desde las comunes diarreas, gastroenteritis y estreñimientos, hasta la meningitis, la fiebre tifoidea, las hepatitis A y B, la fiebre amarilla, el dengue o la malaria, el abanico de posibilidades es amplio y variado.

La mayoría de enfermedades se pueden prevenir con vacunas, algunas incluso son obligatorias en determinados países (como el caso de la vacuna contra la fiebre amarilla). Sin embargo, enfermedades como el paludismo, que se contrae por la picadura de mosquito, no tiene vacuna preventiva con lo que las unidades de enfermedades tropicales de los centros sanitarios recomiendan diversas profilaxis. Para cualquier tipo de asesoramiento se puede acudir a los centros de vacunación internacional.

La OMS y la OMT previenen la propagación de algunas de estas enfermedades y, por ello, recomiendan a los viajeros internacionales algunas medidas a tener en cuenta. Aquí van algunas sugerencias:

  1. Antes de viajar se aconseja informarnos correctamente de la situación sanitaria y endémica del destino, y tomar las medidas necesarias (vacunas, medicamentos, repelentes, insecticidas, protectores solares, etc.).

  2. Durante el viaje se deben evitar las picaduras de mosquito y otros animales, por lo que se recomienda, a parte de usar repelentes, vestir ropa clara y de manga larga (especialmente al atardecer y de madrugada). También es aconsejable usar calzado cerrado.

  3. Se debe hacer especial atención con los alimentos crudos, la fruta que no se pela, la leche, la pastelería y los helados.

  4. Mucho cuidado con el agua ya que se trata de un importante transmisor de enfermedades. El agua para el consumo debe de estar embotellada. También, vigilar con los baños en aguas dulces y estancadas, ya que pueden transmitir enfermedades parasitarias.

  5. No menos importante es protegernos del sol. Para ello es conveniente utilizar cremas protectoras, gorras y gafas de sol.

  6. Finalmente, no debemos olvidar continuar la profilaxias recomendada después del viaje, ya que muchas enfermedades no se manifiestan hasta meses después del retorno.

Para poder conocer la situación sanitaria mundial, el Ministerio de Sanidad y Consumo nos facilita todo tipo de información a través de su página web.

 

Travel Planner

Travel planner

La creación de itinerarios digitales se haya aún en un estadio muy embrionario. Son muy pocos los que aprovechan las posibilidades de cruzar información cultural y natural, datos sobre horarios y sistemas de acceso y la cartografía digital. Con algunas excepciones muy interesantes. Síganme, si son tan amables. Nos vamos a Nueva Zelanda que es casi el sitio más lejano donde podemos irnos en una realidad de dos dimensiones. El espacio, de momento, espera.

La web turística de Nueva Zelanda es espléndida. Tienen un poco de todo, como una mercería de finales del XIX. Y usan con acierto las imágenes: es especialmente conseguido ese zoom (a veces traveling) de la cabecera. El país se promociona con el eslogan 100% puro, con un logo en el que las islas forman la barra del %. Me gustaría centrarme en la aplicación Travel Planner.

Se puede utilizar de diversas formas. Yo he empezado seleccionando los días de un hipotético viaje. E inmediatamente he empezado a “llenar” los días. Por ejemplo, he visto la página de las actividades y he optado por un vuelo en helicóptero. Cada vez que selecciono una empresa, la añade a mi carpeta del Travel Planner. Puedo hacer lo mismo con los restaurantes, las ciudades o los alojamientos. Ya tengo mi carpeta llena de sugerencias. Puedo mirar con detalle cada una de ellas. Y voy ocupando los días con las actividades, las visitas y los lugares de alojamiento. La página también permite crear tu itinerario cartográfico y escoger los medios de transporte para ir de un lugar a otro. Puedes anotar cualquier cosa y añadir fotografías, datos, valoraciones… Su principal acierto es que crea automáticamente un itinerario preciso, basado en los tres tipos de información turística (actividades, información estática y cartografía).

Hay muchos otros detalles que merecen un análisis. Estudien la página y vean hacia dónde va el futuro. Un anticipo para otra entrega: miren la escala de valoraciones de los establecimientos. ¿Quién dijo neutralidad?.

 

Neo Grand Tour

loliplanet.jpg

Empieza a ser bastante común que los jóvenes europeos y americanos inicien un viaje por el mundo al finalizar (o al empezar) sus estudios universitarios. Como si se tratará de una relectura de aquel famoso Grand Tour del siglo XVII que realizaban los hijos de la aristocracia y alta burguesía europea. El Grand Tour consistía en un viaje de larga duración (entre 3 y 5 años) con finalidades esencialmente formativas.A pesar de que en la actualidad ya no es posible viajar durante 5 años consecutivos, y a pesar de que los viajes han perdido ese carácter formativo, tal y como era entendido en el siglo XVII, el Grand Tour ha vuelto a renacer. Muchos de nosotros conocemos un neo-aventureroque ha decidido emprender un viaje por el mundo y vivir una experiencia única, durante un período de tiempo raras veces inferior a un año.

De la misma manera que los jóvenes viajeros del siglo XVII, que escribieron libros y diarios de viaje donde consignaban sus impresiones y juicios sobre lo que visitaban, los trotamundos actuales recuperan antiguas tradiciones y nos relatan también sus aventuras y vivencias. Los viejos diarios de viajes se han convertido en modernos y atrayentes blogs turísticos. Este es el caso del loliplanet, un diario creado por una pareja de veinte y tantos que van relatando su periplo de 549 días, por 19 países del mundo. El blog que además de disponer de un calendario de 19 meses donde se pueden consultar todos los posts realizados durante el viaje (contando con el pre y el post viaje), dispone de un apartado de secciones con consejos imprescindibles, recomendaciones sobre donde alojarse, donde comer y muchas curiosidades. No tienen desperdicio las fotos del viaje, dignas de un premio pulitzer.